Campaña lleva 315 mil árboles plantados en la Patagonia

Tres mil personas han postulado ansiosas por participar en algunas de las campañas de plantaciones de árboles nativos en la Patagonia chilena, pero solo 200 han sido favorecidas como voluntarias en la campaña que hace cinco años impulsa la fundación Reforestemos Patagonia y que no tiene fecha de término, según sus líderes.

El incendio forestal que destruyó 17.600 hectáreas de bosques y estepa en el parque Torres del Paine, entre el 27 de diciembre de 2011 y mediados de febrero de 2012, conmocionó no solo a la región magallánica, sino al país. De paso, gatilló la creación de la fundación que se propuso reparar y conservar las reservas de la zona austral.

Suzanne Wylie, directora ejecutiva de la fundación Reforestemos Patagonia, admite que ha sido un desafío mantener permanentemente el mensaje a la ciudadanía local y nacional para el cuidado del medio ambiente y la necesidad de respetar el patrimonio forestal del país.

En estos cinco años se han plantado 315.850 árboles, no solo en el parque Torres del Paine, sino también en las reservas naturales Cerro Castillo y Lago Carlota, en la Región de Aysén.

“El incendio en el parque Torres del Paine fue un remezón. Nosotros pusimos en la mesa el tema de cuidar las reservas forestales y nuestro trabajo se ha concentrado en la Patagonia, donde está el pulmón verde más grande que existe en nuestro país. El riesgo de incendios forestales es permanente en esta zona”, recalca Wylie.

La fundación ha efectuado cinco campañas de reforestación: primero, sus voluntarios trabajaron en Torres del Paine, donde distribuyeron 22.450 plantas de lenga, la especie más afectada. Luego han sembrado 200 mil lengas en la reserva nacional Lago Carlota; 93 mil lengas en la reserva Cerro Castillo, y 400 lengas en el monumento natural Dos Lagunas, todos en la Región de Aysén.

Los primeros árboles plantados ya registran 80 centímetros de altura y la sobrevivencia es positiva, ya que fluctúa entre el 70% y 75% de prendimiento promedio, pese a soportar los rigurosos inviernos del sur profundo. “Ha sido una buena experiencia, porque de reforestación no se sabía mucho”, afirma Wylie.

US$ 1,5 millones
se han recaudado para financiar la campaña.

date_range29.10.18

Con éxito realizamos un nuevo ciclo de voluntariados corporativos en la Patagonia.

date_range17.05.19

Lanzamos nuestro nuevo proyecto de recuperación “Cerro Divisadero”, que se suma a #ReforestemosAysén.

;