date_range07.01.20

Día del Niño: Regálale vida a tu hijo y planta un árbol junto a Reforestemos Patagonia

Educar desde los primeros años de vida sobre el cuidado del medio ambiente y la importancia de los bosques nativos es una de las líneas de trabajo de la Fundación Reforestemos Patagonia, institución que para este día del niño elaboró un diseño especial para fomentar así los regalos con sentido.

De esta manera, cada persona que regale un árbol desde la página web www.reforestemos.cl tendrá la posibilidad de enviar el certificado con un diseño elaborado especialmente para esta ocasión y con el llamado directo a la acción: “¡A plantar!”.

Cada certificado trae consigo un enlace directo al mencionado sitio y luego de tres simples pasos, la persona podrá plantar virtualmente su árbol y obtener las coordenadas del lugar donde será plantado.

El valor de cada árbol nativo- Lenga, Coigue o Ñirre- es de 2.000 pesos, y podrá ser plantado en parques y reservas nacionales de la Patagonia chilena.

Para Suzanne Wylie, directora ejecutiva de la Fundación Reforestemos Patagonia, “regalar un árbol a un niño es muy simbólico, ya que éste crecerá junto a él durante toda la vida. Además, es una excelente oportunidad para inculcar en las futuras generaciones la importancia de los árboles para el planeta y el cuidado de la naturaleza”.

FUNDACIÓN REFORESTEMOS PATAGONIA

La iniciativa Reforestemos Patagonia nace después del último gran incendio ocurrido en el Parque Nacional Torres del Paine, en diciembre de 2011, el cual destruyó más de 17 mil hectáreas. Se trata de un movimiento ciudadano que gestiona el apoyo público y privado para organizar iniciativas que contribuyan con el cuidado, la recuperación y valorización de la Patagonia Chilena, uno de los principales patrimonios naturales de nuestro país y el mundo.

Hasta el momento la iniciativa ha logrado reunir 279.635 árboles nativos, transformándose en la mayor campaña de reforestación nativa de Áreas Silvestres Protegidas de la Patagonia Chilena.

En una primera etapa, el objetivo es plantar 1 millón de árboles nativos –lengas, ñirres y coihues- en los Parques Nacionales Torres del Paine y Laguna San Rafael, y las Reservas Nacionales Lago Cerro Castillo y Lago Carlota, ubicados en las regiones de Aysén y Magallanes.

;