date_range04.07.19

Fundación Reforestemos realiza nueva donación de más de 30 mil especies nativas a apicultores de las regiones del Maule, Ñuble y Biobío

Julio, 2019. Con el objetivo de apoyar el desarrollo de la apicultura por medio de la reforestación nativa en las regiones del Maule, Ñuble y Biobío, Fundación Reforestemos donó más de 30 mil especies nativas a pequeños y medianos apicultores, para que desarrollen sus proyectos por medio del establecimiento de flora nativa. Cabe destacar que luego de los incendios en la zona centro sur del país en 2017 los productores apícolas se vieron gravemente afectados, ya que se quemaron más de 12 mil colmenas y fueron arrasadas 90 mil hectáreas del bosque nativo que las alimentaba.

En la Región del Maule, se realizó una jornada coordinada junto a la Mesa Apícola del Maule donde se donaron 12.300 plantas de Quillay, a un total de 145 beneficiarios, los que se reúnen gracias a nueve agrupaciones apícolas. Por medio de estas donaciones la fundación busca ser un aporte en el desarrollo de pequeños y medianos propietarios, como también fomentar el rubro apícola como sector económico en el mediano y largo plazo en la región a través de la plantación de especies nativas. En esta oportunidad se contó con la presencia de la Seremi de agricultura de la región y a su vez presidenta de la Mesa apícola del Maule, Carolina Torres Pirazzoli.

Por otra parte, en la Región de Ñuble se realizó una donación de diez mil plantas de Quillay, beneficiando a sesenta y nueve apicultores de la zona. Esta actividad fue realizada junto a Cooperativa Copelec y la Mesa Apícola de Ñuble. Durante la actividad participó junto a la Fundación el Seremi de Agricultura de la región, Fernando Bórquez Lagos, el Seremi de Medio Ambiente de la región, Patricio Caamaño y Maritza Morales Elgueta, Jefa de la oficina del SAG de Chillán.

“Por medio de estas donaciones le damos continuidad al compromiso que adquirimos el año pasado a través de nuestro programa de donación de árboles nativos para apicultores y pequeños propietarios. El Quillay tiene enormes beneficios, ya que colabora con la polinización, por lo tanto es esencial en el desarrollo económico de los pequeños y medianos productores apícolas de esta zona. Así, plantando esta especie, no sólo estamos aportando a la economía, sino que además estamos colaborando en la recuperación de nuestros bosques nativos, devolviendo a nuestro país su biodiversidad” señaló Suzanne Wylie, directora ejecutiva de Reforestemos.

Carolina Torres Pirazzoli Seremi de Agricultura de la Región del Maule, participó de la ceremonia y en esta instancia destacó que “Es muy importante para nosotros esta articulación público-privada. La Mesa Apícola del Maule es una instancia muy activa y que realiza un gran aporte al desarrollo de los apicultores de la región. Por eso, nos complace que puedan concretarse este tipo de aportes a través de la fundación y de la empresa privada, lo que demuestra que somos capaces de trabajar todos unidos por un mismo fin”.

En la Región del Biobío, la fundación también realizará la donación de un total de ocho mil plantas de Quillay a treinta y cuatro apicultores de la región, la actividad fue gestionada en conjunto a CoorApiconce.

Los árboles entregados en estas actividades son parte del aporte de quinientos mil árboles nativos para recuperar los bosques de Chile realizada por CMPC a la fundación el año 2017. “En CMPC estamos por conservar nuestro medio ambiente, porque entendemos que nuestro trabajo y el de las comunidades locales depende de los recursos naturales, por eso estamos comprometidos con los apicultores de la región, mediante la entrega de árboles y plantas melíferas, ya que los beneficios del rubro son múltiples, destacando principalmente a nivel económico, sanitario y ambiental”, fueron las palabras de Felipe Alveal Meza, Jefe de Relaciones Comunitarias de CMPC.

SOBRE FUNDACIÓN REFORESTEMOS

Fundación Reforestemos nació después del último gran incendio ocurrido en el Parque Nacional Torres del Paine, en diciembre de 2011, el que destruyó más de 17 mil hectáreas, bajo el nombre de Reforestemos Patagonia.

Luego de los trágicos incendios forestales del año 2017, la Fundación vivió un proceso de expansión, donde se definió su nueva identidad como Fundación Reforestemos, para así ocuparse de la gran tarea de reforestar otras zonas dañadas del país por los catastróficos incendios. Después de casi ocho años de existencia, se refuerza el interés por avanzar en un plan de educación para colegios, niños y jóvenes con el fin de generar una cultura medioambiental en nuestro país.

A la fecha, la Fundación ha contribuido con la plantación de más de medio millón de árboles nativos en 8 regiones del país, trabajando en más de 45 comunas. Paralelo a sus iniciativas de reforestación, la Fundación cuenta con un fuerte programa de educación ambiental escolar, #ReforestemosEduca y un programa de donación de árboles nativos a pequeños propietarios y apicultores, a través del cual se han donado más de 100 mil árboles. Además, ha logrado importantes reconocimientos, como el premio otorgado por INJUV el 2018, por colaborar de forma concreta para combatir el cambio climático, en línea a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Actividades relacionadas

date_range13.11.19

Fundación Reforestemos y Respira Coyhaique realizan charlas medioambientales a alumnos del Liceo Bicentenario Altos del Mackay

;