Santiago, abril de 2015.- La Fundación Reforestemos Patagonia y Kidzania se unieron para sensibilizar a los niños sobre la importancia de proteger nuestro entorno y recursos naturales, para así aprender a utilizarlos responsablemente.

Desde el 8 de abril hasta el 10 de mayo, la fundación estará presente dentro del parque con un stand que está ambientado con árboles que simulan los bosques patagónicos, donde los menores podrán participar en un juego sensorial que consiste en adivinar sólo con el tacto el contenido de una caja que reúne los principales elementos naturales que constituyen un bosque.

La Directora Ejecutiva de la Fundación Reforestemos Patagonia, Suzanne Wylie, señaló que “para la fundación el trabajo con los niños es fundamental, tenemos un marco de trabajo muy activo con ellos que apunta a sensibilizar a los más pequeños y educarlos respecto al valor de nuestra Patagonia y la importancia de cuidar el medio ambiente. En este sentido, instancias como Kidzania son de gran valor para crear conciencia e involucrar a los más chicos en esta causa”.

La directora también llamó a todos a participar de esta campaña mundial. “Queremos invitar a los niños a que visiten Kidzania, para que vivan la sensación de estar en un bosque nativo, se conecten con la naturaleza y transmitirles la importancia de reforestar este lugar, uno de los pocos pulmones verdes del mundo”.

Durante el período de la campaña “Greener World” las personas que visiten el parque podrán apoyar la causa de Reforestemos Patagonia comprando un árbol en distintos puntos de venta dentro del lugar.

La campaña anual “Greener World” que realiza KidZania a nivel mundial, también incluye otras actividades para los niños como campañas de recolección de latas de café, talleres de sustentabilidad y diversas acciones destinadas a educar sobre el cuidado del medio ambiente.

 

Sobre Reforestemos Patagonia

La iniciativa Reforestemos Patagonia nace después del último gran incendio ocurrido en el Parque Nacional Torres del Paine, en diciembre de 2011, el cual destruyó más de 17 mil hectáreas. Se trata de un movimiento ciudadano que gestiona el apoyo público y privado para organizar iniciativas que contribuyan con el cuidado, la recuperación y valorización de la Patagonia Chilena, uno de los principales patrimonios naturales de nuestro país y el mundo.

Hasta el momento la iniciativa ha logrado reunir 295.104 árboles nativos, transformándose en la mayor campaña de reforestación nativa de Áreas Silvestres Protegidas de la Patagonia Chilena. En una primera etapa, el objetivo es plantar 1 millón de árboles nativos –lengas, ñirres y coihues- en los Parques Nacionales Torres del Paine y Laguna San Rafael, y las Reservas Nacionales Lago Cerro Castillo y Lago Carlota, ubicados en las regiones de Aysén y Magallanes.

;