Lunes 27 de abril de 2014.- El frío, la lluvia y el intenso viento patagónico no impidieron que los voluntarios de la Fundación Reforestemos Patagonia lograran con éxito el objetivo de plantar 6.000 lengas en la Reserva Nacional Cerro Castillo, ubicada en la región de Aysén.

Durante cuatro días de intenso trabajo, los más de 30 voluntarios fueron capacitados por especialistas y funcionarios de Conaf para realizar la operación forestal y aportar así con su grano de arena al cuidado del planeta.

La Directora Ejecutiva de Reforestemos Patagonia, Suzanne Wylie, agradeció la labor de los jóvenes que llegaron desde distintas regiones del país para aportar en la actividad. “Destaco la entrega de cada uno de los voluntarios, quienes mostraron gran compromiso y motivación por esta causa y el cuidado del medio ambiente. Estamos realmente orgullosos y agradecidos porque fue un trabajo intenso, pero también estamos seguros que ha sido una experiencia única y enriquecedora”.

Durante la segunda jornada de trabajo el grupo recibió al periodista Jean Phillipe Cretton, quien en su calidad de embajador de Reforestemos Patagonia viajó hasta Aysén para ayudar en las labores de reforestación. “Todos conocemos los desastres naturales que han golpeado a nuestro país en el último tiempo y creo que debemos tomarlo como un llamado de alerta que nos está dando la tierra. Personalmente soy un amante de la Patagonia y creo que actividades como este voluntariado sin duda son un gran aporte para preservar este maravilloso patrimonio chileno, que además es uno de los principales pulmones verdes del planeta. Ha sido una tremenda experiencia y espero que iniciativas como esta se puedan replicar en otras regiones del país que también han sido gravemente afectadas por incendios forestales”.

El voluntariado, que se llevó a cabo desde el jueves 23 hasta el domingo 26 de abril, incluyó actividades educativas como charlas de temas relacionados a nuestro patrimonio natural, con el objetivo de potenciar la sensibilización de los voluntarios por el cuidado de nuestra naturaleza y áreas silvestres protegidas. Una de las charlas fue dictada por Rodrigo Orrego, Seremi de Agricultura de la Región de Aysén, quien habló sobre los Huemules y su peligro de extinción.

“Ha sido una experiencia increíble, de completo contacto con la naturaleza y con un grupo de gente maravillosa. Me siento feliz de aportar al cuidado de esta reserva y de haber aprendido tantas cosas nuevas para seguir aportando a la protección de nuestros recursos naturales” comentó Andrea Pérez Uribe, voluntaria de Punta Arenas.

En esta tercera versión del voluntariado de Reforestemos Patagonia participó también un grupo de alumnos del Colegio Nido de Águilas, quienes realizaron diversas actividades para recaudar fondos y poder apoyar las labores de la fundación. Gracias a su esfuerzo y motivación, los escolares plantaron 1.000 árboles nativos adicionales.

 

Fundación Reforestemos Patagonia

La iniciativa Reforestemos Patagonia nace después del último gran incendio ocurrido en el Parque Nacional Torres del Paine, en diciembre de 2011, el que destruyó más de 17 mil hectáreas. Se trata de un movimiento ciudadano que gestiona el apoyo público y privado para organizar iniciativas que contribuyan con el cuidado, la recuperación y valorización de la Patagonia Chilena, uno de los principales patrimonios naturales de nuestro país y del mundo.

Hasta el momento la iniciativa ha logrado reunir casi 300.000 árboles nativos, transformándose en la mayor campaña de reforestación nativa de Áreas Silvestres Protegidas de la Patagonia Chilena. En una primera etapa, el objetivo es plantar 1 millón de árboles nativos –lengas, ñirres y coihues- en los Parques Nacionales Torres del Paine y Laguna San Rafael, y las Reservas Nacionales Lago Cerro Castillo y Lago Carlota, ubicados en las regiones de Aysén y Magallanes.

;