Blog Fundación Reforestemos

15.03.13

La más difícil de encontrar

Hay animales que han logrado tal mimetismo con el ambiente donde viven que muchas veces no los vemos. Uno de esos casos es la Ranita De Darwin que es una de las especies que mejor se camuflan con el entorno en la zona de la Patagonia, ya que pueden modificar el color de su cuerpo dependiendo del hábitat donde se encuentren. El color de su cuerpo puede variar desde un verde a distintos tonos de café.

Otra característica de la ranita es su tamaño, ya que es un de los anfibios más pequeñas de la Patagonia. Los machos miden entre 22 y 28 mm de longitud, mientras que el tamaño de las hembras oscila entre 25 y 31 mm.

Para reproducirse, es el macho quien guarda entre 1 a 19 huevos en su boca y luego de 6 a 8 semanas emergen las pequeñas réplicas del padre. Si la Ranita de Darwin se extingue, esta particular forma de cuidado parental se perderá también con ella.

El lugar preferido de las ranitas son los bosques lluviosos, de gran humedad y vegetación abundante. Los troncos caídos se transforman en un buen escondite y en una buena fuente de alimentación ya que ahí encuentran insectos pequeños. Para no espantar a su presa, la ranita se queda quieta esperando hasta que la presa esté a una buena distancia.

Te invitamos a plantar un árbol en la Patagonia, para que los bosques que necesita esta ranita no desaparezcan! Súmate!

Si quieres más información sobre la Ranita d eDarwin e iniciativas para protegerlas, visita www.CentroMeri.org

Sin Comentarios.