Blog Fundación Reforestemos

30.04.13

Sin mate no hay conversa

Para una persona que habita en la Patagonia, generalmente sin mate no se puede vivir. Tomarse un mate, no es solo tomar una infusión de hierbas, sino también en un elemento para hacer relaciones. Es una forma de vida. Esta tradición, que viene de una mezcla con la cultura argentina, se toma con calma y conversado, ya que “el que se apura en Patagonia, pierde el tiempo”, dicen por allá. El mate se toma en un calabacín hueco donde se pone la yerba y se toma con una “pava” que es un utensilio metálico,

similar a una bombilla, que en su parte inferior tiene orificios que impiden el paso del polvo de la hierba. El mate también sirve para transmitir intenciones, sin decir las cosas de frente, sino que a través de códigos. Si le dan un mate con limón, significa disgusto; si está frío es indiferencia; con la bombilla hacia atrás es desprecio. Si se dice “gracias” es que la persona ya no quiere más. Si tienes suerte y un patagón te invita un mate, no lo dudes, ya que sólo así conocerás realmente su forma de vida. Con buen mate, entorno a la clásica cocina a leña, no te darán ganas de abandonar la conversa! Si quieres más información sobre la Patagonia y sus costumbres, visita www.FundacionPatagoniaSur.cl

Sin Comentarios.