date_range12.08.19

Lanzamos proyecto de reforestación nativa en la región de Ñuble con más de 600 voluntarios

Con la presencia del seremi de Medioambiente, Patricio Caamaño, y el alcalde de San Nicolás, Víctor Toro, realizamos nuestra primera reforestación en la región de Ñuble, a través de una plantación de 1.400 árboles en la Ribera del Río Changaral y del reemplazo de 200 árboles de tipo exótico por nativos en el complejo deportivo y recreativo Silas Smith de la comuna de San Nicolás.

Este proyecto de reforestación se enmarca en las actividades oficiales de la próxima COP25 que se realizará en el país, teniendo en cuenta que un desarrollo sostenible requiere esfuerzos concertados para construir un futuro inclusivo, sostenible y resiliente para las personas y el planeta.

“Estamos orgullosos de expandir nuestra línea de acción en la región de Ñuble, zona que ha sido altamente dañada por incendios forestales y donde llevamos casi dos años trabajando junto a los apicultores de la zona, a través de nuestro programa de donación de árboles nativos. Hoy, estamos concretando nuestro sueño de activar nuevos proyectos en distintas regiones del país, esta vez plantando junto a voluntarios de la comuna, contribuyendo fuertemente a combatir el cambio climático por medio de la reforestación nativa” señaló Suzanne Wylie, directora ejecutiva de Reforestemos.

“Como Gobierno es súper importante impulsar estas acciones concretas. Después de los incendios, la pérdida de nuestro bosque endémico ha sido gigante, es por esto que nos celebramos muchísimo este tipo de iniciativas” señaló Patricio Caamaño, seremi de Medioambiente.

Las reforestaciones fueron llevadas a cabo por más de 600 voluntarios, donde destacan alumnos de entre octavo básico y cuarto medio del “Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás”, personas de la comunidad y empresas de la zona. Cabe destacar que este liceo es un establecimiento público que resalta por su innovador modelo educativo. Tiene 1.374 estudiantes que provienen de localidades como Chillán, Pinto, Bulnes, Coelemu y San Carlos, no selecciona y además de educación técnica, cuenta con internado.

Esta reforestación forma parte de un trabajo de recuperación que se está realizando en la Ribera del Río Changaral para proteger el sector, junto con los esfuerzos de la comunidad para potenciar la zona con especies nativas y transformar la ribera del río convertido en basural a bosque nativo.

“Plantar un árbol significa más oxígeno a futuro, cuidar aquello que nos cuidaron las antiguas generaciones” señaló el alcalde Víctor Toro.

;